La Evolución de la Identificación Remota por Vídeo

Olivia Evans – Consultora de Ciberseguridad

Olivia Evans – Consultora de Ciberseguridad

En el vertiginoso mundo de la tecnología y la digitalización, las plataformas que brindan servicios financieros, administrativos y de cualquier índole que requiera verificar la identidad del usuario, están en la búsqueda constante de soluciones seguras y confiables. Dentro de ese contexto, la identificación remota por vídeo se ha posicionado como un método clave para la verificación de identidad digital o ‘digital onboarding’. Sin embargo, no todas las metodologías son iguales ni ofrecen el mismo nivel de seguridad y confiabilidad. Aquí es donde entra en juego el estándar europeo conocido como Alice, que promete marcar un antes y un después en el panorama de la identificación digital remota.

¿Qué es la Identificación Remota por Vídeo?

Primeramente, hablemos sobre lo que significa la identificación remota por vídeo. Este método permite que las empresas realicen procesos de verificación de identidad en tiempo real, utilizando tecnología de videoconferencia para comparar la imagen del documento de identidad del usuario con su imagen en vivo. Esta práctica, que combina aspectos de inteligencia artificial y reconocimiento biométrico, facilita la autenticación de personas de una manera segura y sin que estas tengan que presentarse físicamente.

El Marco Regulatorio Europeo y la Identificación Remota

Con el advenimiento del Reglamento eIDAS (Electronic Identification, Authentication and Trust Services), y otras normativas como la AMLD5 (Fifth Anti-Money Laundering Directive), Europa ha buscado establecer un marco legal claro y armonizado para la identificación electrónica y los servicios de confianza.

Es importante mencionar que estas legislaciones no solo buscan facilitar servicios digitales seguros y fluidos sino también proteger a los usuarios y las instituciones de fraudes, lavado de dinero, y otros actos delictivos. En este sentido, la identificación remota por vídeo debe cumplir con una serie de requisitos técnicos y legales que garantizan la integridad del proceso de verificación de identidad.

Alice: El Estándar Europeo de la Identificación por Vídeo

En respuesta a las necesidades regulatorias y de seguridad, se ha desarrollado Alice. Este modelo estándar establece pautas claras y estrictas para la identificación remota por vídeo, asegurando que los procesos cumplan con los más altos estándares de seguridad y confiabilidad exigidos en Europa.

Alice establece un marco de trabajo que pone en primer plano la verificación de documentos de identidad mediante la verificación en vivo. El estándar define procesos y tecnologías específicas para validar la autenticidad de los documentos y la identidad de las personas de una forma que se presume incluso más segura que las verificaciones tradicionales en persona.

Características Clave de Alice

¿Qué hace de Alice una referencia en la identificación remota por vídeo? Vamos a desglosar algunas de las características esenciales:

  • Tecnología Avanzada: Empleo de algoritmos de inteligencia artificial para la comparación de rasgos biométricos y la autenticación de documentos.
  • Proceso Estandarizado: Un conjunto de pasos a seguir que garantizan la consistencia y la calidad en cada proceso de verificación.
  • Compatibilidad Regulatoria: Diseñado específicamente para cumplir con eIDAS y otras normativas relevantes.
  • Prevención del Fraude: Mecanismos robustos para detectar intentos de suplantación y asegurar la correspondencia entre el titular del documento y la persona que se presenta en el vídeo.

Beneficios de Adoptar un Estándar como Alice

Para responsables de producto, directores de tecnología, y responsables del departamento legal y compliance que estén considerando la implementación de soluciones de identificación remota por vídeo, es fundamental comprender los beneficios que un estándar como Alice puede brindar:

Confianza y Fiabilidad

Adoptar un sistema basado en un estándar reconocido incrementa la confianza tanto de los usuarios finales como de las entidades regulatorias, garantizando que el proceso de verificación esté en conformidad con las expectativa de seguridad y privacidad.

Eficiencia en el Proceso

Alice coordina la verificación de forma que los procesos sean rápidos y sin fricción, evitando largos tiempos de espera y posibles abandonos por parte de los usuarios durante el onboarding digital.

Reducción de Costes

Aunque la inversión inicial en una solución de identificación remota conforme a Alice puede ser significativa, a largo plazo, se acaban reduciendo costes asociados con los procesos de identificación y autenticación manuales, así como con las gestiones derivadas de fraudes o errores de identificación.

Comodidad para el Usuario

Permitir a los usuarios completar el proceso de verificación desde donde estén y en cualquier momento, repercute positivamente en la experiencia del cliente.

Implementación y Desafíos

Si bien la adopción de un estándar como Alice representa un gran avance para la identificación remota por vídeo, también supone algunos desafíos. La integración tecnológica, la capacitación de personal y la adaptación a los marcos legales cambiantes son algunos aspectos a tener en cuenta.

Conclusión

La identificación remota por vídeo está transformando la forma en que las organizaciones verifican la identidad de las personas de forma remota. Con la adopción de Alice, el estándar europeo de verificación por vídeo, podemos anticipar un escenario más seguro y regulado para esta actividad esencial. Al considerar la implementación de una solución de verificación de identidad, el alcance y la adaptabilidad de estándares como Alice serán determinantes para el éxito del proceso de digital onboarding.

Si te ha gustado, comparte en