Digital Onboarding: ¿Qué es y cómo funciona?

Olivia Evans – Consultora de Ciberseguridad

Olivia Evans – Consultora de Ciberseguridad

En la era de la digitalización, el proceso mediante el cual integramos a nuevos usuarios a nuestros servicios o productos, conocido como «digital onboarding«, ha experimentado una significativa transformación. La transición hacia interacciones remotas nos obliga a repensar cómo verificar la identidad de una persona sin la presencia física de la misma, lo cual es esencial para cumplir con regulaciones y mantener la confianza en los ecosistemas digitales.

El concepto de digital onboarding se ha vuelto crucial para empresas y organizaciones en todo el mundo. Para aquellos que se encuentran en posiciones como responsables de producto, directores de tecnología o encargados de legal y compliance, comprender este fenómeno no es solo una cuestión de estar al día con las tendencias, sino una necesidad operativa y estratégica.

Desentrañando el Significado de Digital Onboarding

Pero, ¿qué implica realmente el término digital onboarding? A grandes rasgos, se refiere al proceso de utilizar tecnologías digitales para inscribir a nuevos usuarios o clientes, verificar su identidad, y proporcionarles acceso a los servicios y productos de una manera eficiente y segura. Este concepto es especialmente relevante en sectores como la banca, las telecomunicaciones y cualquier servicio que se preste en línea.

La idea es reemplazar los métodos tradicionales de identificación y registro, que solían requerir la presencia física del cliente y una copiosa cantidad de papeleo, por soluciones automatizadas y remotas que aportan comodidad y agilidad al proceso.

La Operativa del Digital Onboarding

¿Cómo se lleva a cabo, en términos prácticos, el digital onboarding? A través de una serie de pasos que involucran el uso de soluciones tecnológicas diseñadas para autentificar la identidad de las personas de forma remota. Veamos el flujo típico del proceso:

Inicio del Registro: El usuario comienza su proceso de onboarding digital accediendo a una plataforma o aplicación. Aquí, suele rellenar datos personales básicos y crear sus credenciales de acceso.

Verificación de la Identidad: Para cumplir con las normativas legales y proteger al sistema de fraudes, se requiere una prueba de identidad. Esto puede incluir la captura de una imagen del documento identificativo del usuario, como el pasaporte o el DNI, y un procedimiento de verificación biométrica, que pueda incluir una foto o vídeo en tiempo real para comparar con la imagen del documento.

Comprobación de Datos: Esta etapa puede integrar técnicas de verificación adicionales, como la lectura OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres) para extraer los datos del documento de identidad, y comprobarlos con bases de datos disponibles, o incluso con una revisión manual si el sistema lo considera necesario.

Finalización del Registro y Acceso: Una vez que la identidad del usuario es confirmada, se finaliza el proceso de registro. El usuario ya puede acceder a los servicios ofrecidos y su información queda segura en la base de datos de la empresa.

Este proceso, aparentemente sencillo, requiere de tecnologías avanzadas detrás del escenario. Los motores de inteligencia artificial, por ejemplo, pueden desempeñar un papel crucial en la detección de posibles fraudes y en la mejoría continua de la experiencia del usuario.

Las Ventajas del Proceso de Onboarding Digital

Las ventajas de digitalizar el proceso de onboarding son claras. Desde una mayor eficiencia operativa, reduciendo los tiempos de espera y los recursos humanos necesarios, hasta ofrecer una experiencia de usuariomás cómoda y accesible, sin la necesidad de desplazarse físicamente o esperar en largas filas.

Por otro lado, también hay una mejora en la seguridad. Las soluciones de verificación de identidad digital están continuamente mejorando, haciendo uso de avanzados algoritmos para asegurar que los usuarios son quienes dicen ser.

Los Retos del Onboarding Digital

Como cualquier proceso que se digitaliza, el onboarding digital viene con su conjunto de desafíos. El primero y más importante es el cumplimiento de las regulaciones de privacidad y protección de datos, como el GDPR en Europa. Cualquier solución debe asegurarse de que la recopilación, almacenamiento y procesamiento de datos personales se realice de acuerdo con la legislación vigente.

También es fundamental considerar la usabilidad y accesibilidad de las plataformas de onboarding digital, asegurándose de que los usuarios de todos los niveles de competencia tecnológica puedan navegar el proceso sin problemas.

La Inteligencia Artificial y el Futuro del Digital Onboarding

Mirando hacia el futuro, la inteligencia artificial juega un papel protagónico en la evolución del digital onboarding. No solo en la detección de fraude y la mejora continua de los algoritmos de reconocimiento biométrico, sino también en la personalización de la experiencia de onboarding.

Conclusión

En definitiva, el digital onboarding es una componente esencial de la estrategia digital de cualquier empresa que busque incorporar usuarios de una manera eficiente, segura y satisfactoria. Al mantenerse al tanto de las últimas tecnologías y mejores prácticas en el ámbito de la identidad digital, las organizaciones pueden no solo cumplir con sus obligaciones reguladoras, sino también ofrecer una experiencia superior que distinga sus servicios en el mercado.

Para finalizar, cabe mencionar que aunque hemos cubierto los aspectos fundamentales y cómo funciona el digital onboarding, cada empresa debe adaptar su proceso a las particularidades de su sector y las expectativas de sus usuarios.

Como especialistas en la materia, la continua educación y adaptabilidad son la clave para mantenerse al frente en un panorama digital que no deja de evolucionar.

Si te ha gustado, comparte en